Usted está aquí

IU Torrejón considera un despropósito el precio que el Ayuntamiento ha pagado por el concierto de Dani Martín

Enviar pág. por emailEnviar pág. por email
Etiquetado-Tags: 
Ayuntamiento / Fiestas / Conciertos / Torrejón

Izquierda Unida de Torrejón de Ardoz quiere denunciar públicamente el desmesurado coste que van a tener las próximas fiestas de la localidad, sólo en el pago de los ocho conciertos que se han programado por parte del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz para los días 20 al 24 de junio próximos, teniendo en cuenta la situación económica en la que se encuentra el municipio.

Sólo para el concierto que ofrecerá el cantante Dani Martín la noche del 24 de junio, como cierre de fiestas, se van a pagar un total de 78.750 euros (impuestos incluídos) tal y como recoge la información municipal a la que ha tenido acceso Izquierda Unida de Torrejón de Ardoz. A juicio de IU esta elevada cantidad constituye un auténtico despropósito.

En conjunto, sólo en el pago de los conciertos de las fiestas, el Ayuntamiento de Torrejón va a desembolsar 212.973 euros en un total de ocho conciertos entre los que destacan por su mayor precio, además del mencionado de Dani Martín, los de Fangoria a quien se pagarán 42.350 euros, el del grupo sevillano “Siempre Así” que percibirá 25.410 euros o la boy band juvenil Auryn por cuya actuación las arcas municipales desembolsarán más de 21.000 euros.

Se da la circunstancia de que el cantante Dani Martín en un concierto que ofrecerá el próximo 14 de septiembre en la localidad asturiana de Oviedo recibirá 48.400 euros, el mismo precio por el que se le ha contratado en Ibiza para una actuación que tendrá lugar el próximo 27 de agosto.

Para Izquierda Unida es absolutamente incomprensible por qué razón el mismo cantante, con el mismo concierto y el mismo repertorio recibe por parte del Ayuntamiento de Torrejón casi un 40% más de lo que se va a pagar en una ciudad como Oviedo que, además, supera en casi 100.000 habitantes a la población de Torrejón.

Lo que está claro es que el precio que ha acordado pagar el grupo municipal del PP, que gestiona las arcas municipales con mayoría absoluta, es cuatro veces mayor que el que va a pagar un ciudadano de Oviedo por el mismo concierto.

A juicio de Izquierda Unida de Torrejón de Ardoz este tipo de decisiones demuestran, una vez más, que el PP gobierna las arcas municipales como si se tratara de un chiringuito propio en el que poco importa el coste que se pague por productos y servicios y mucho menos que el nivel de endeudamiento municipal esté a punto de generar la quiebra económica de nuestro municipio.

Estas cosas, evidentemente, no se cuentan por parte del equipo de gobierno municipal a pesar de que este gasto que se acaba de aprobar para las fiestas de Torrejón no deja de ser un suma y sigue que incrementa la deuda viva que ya tiene el municipio.

En este sentido hay que recordar que, según datos oficiales de cierre de ejercicio presupuestario de 2013, el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz tiene una deuda contraída de más de 181 millones de euros, es decir, que si los vecinos de la localidad tuviesen que hacer frente al pago directo de esa deuda, cada uno de ellos, debería desembolsar 1.164,4 euros. Esto llevado al coste de una familia media de cuatro miembros signfica que cada familia de Torrejón debería aportar más de 4.600 euros para poder hacer frente a la deuda de su Ayuntamiento.

Con este tipo de políticas derrochadoras y en las que parece que todo vale para endeudar sin sentido las arcas del municipio, se demuestra una vez más que al alcade Pedro Rollán y a su equipo de concejales sólo les importa el populismo y generar una imagen de simpatía entre los ciudadanos más que ofrecerles servicios de calidad y, sobre todo, gestionar con responsabilidad los recursos públicos.

Eso sí, y con el fin de reducir esa desmesurada deuda, el PP municipal ya empezó en su día a tomar medidas de recorte, por ejemplo, retirando el servicio de teleasistencia a 400 usuarios con dependencia en la localidad.

Para Izquierda Unida de Torrejón de Ardoz, y a pesar de entender que las fiestas son un momento óptimo para ofrecer a los ciudadanos un motivo de descanso y de diversión, en un periodo de crisis económica tan brutal como la que está viviendo la sociedad española en general y muchas familias torrejoneras en particular el Ayuntamiento de Torrejón debería haber sido mucho más sensible con esta situación y apostar por reducir el coste de los gastos en festejos y, desde luego, por no tolerar importes tan excesivos en conciertos y espectáculos como los que ha decidido, unilateralmente, pagar para las fiestas de 2014.

Artículos Destacados